Que hable el consejo. UNA LUZ LLAMADA ESCULTISMO.

19 10 2010

Tengo el inestimable placer de poder decir por fin que la sección “Que hable el consejo” va a ser estrenada. Y no se me ocurre mejor modo. Lo hará quien hizo que mi corazón scout se dividiera hace dos años, quien me llevó al Tierra del Fuego y al que ahora voy a extrañar. Me parece un buen momento para decirlo así que, GRACIAS. Espero que os estremezca tanto o más que a mí.

UNA LUZ LLAMADA ESCULTISMO

Oscuridad… Luz tenue y otra vez oscuridad… Dolor… pizcas de alegría y otra vez dolor…

Tuve una infancia y adolescencia dura, quienes me conocen y no lo saben no lo podrían creer ni adivinar ya que mi sonrisa y mi buen humor me acompañan a todos lados, no tengo buenos recuerdos y por ello no suelo recordar… solo recuerdo oscuridad… y aunque tenía luz… estaba rodeado de oscuridad…

Así resumo mi vida antes de ver nuevas luces que hicieron descubrir la propia luz que tenía en mí, esas luces eran mis lobatos y el Kraal de mi primer grupo, me hicieron creer en un mundo mejor mientras me mostraban en plena naturaleza el significado de lo que era ser scout. Creer en un mundo mejor cuando has conocido un mundo mucho peor, es difícil, pero cuando lo logras, lo valoras y disfrutas mucho más…

A través de mis lobatos he vivido la infancia que me robaron, después con mis escultas… la adolescencia que duro poco porque la vida era más rápida y con golpes maduraba… con mis compañeros de Kraal ver más allá de las palabras y comprender que la amistad no son los años, sino lo que uno comparte en una noche luna llena y que si uno abre su corazón esos momentos son eternos y mágicos, igual que esa amistad…


Parece mentira que a partir de comenzar mi camino en los scouts mi vida también comenzará a ser más feliz, provechosa y en constante crecimiento… creó que gracias a ello hoy en día soy mejor de lo que podría haber sido sin el escultismo. Lo más curioso es que confié en personas que poco conocía, pero que su modo de hacer y ver la vida me hacía sentir seguro y me dediqué por ello al grupo scout. He dado muchas horas de mi en esto de los scouts, pero todo lo que he dado me ha sido devuelto, es una dar y recibir que nunca termina, y más aún cuando ves crecer a tus chavales…

Nunca olvidaré cuando di mis promesas a mis lobatas, fue el mismo día que recite mi promesa y recibí mi pañoleta, hasta hoy el mejor recuerdo de mi vida… ese color burdeos… podría contar mil anécdotas de mis dos años como Bagheera, pero iré casi al final, mi primera bifurcación el camino scout. Pero el alto en el camino fue duro… ver como mi grupo dejo de existir… éramos muy pocos, y era inviable seguir, recuerdo el último fuego de campamento, las lagrimas, ese año fue duro para los scouter, pero vivirlo junto a los niños el último día más aún.

Así aterrice en otro grupo, con el resto de chicos y como único scouter de mi grupo anterior, la mayoría era de Unidad Esculta, así que de repente me convertí en scouter de sección mayor sin esperarlo. ¡Con lo Feliz que era de Bagheera! Pero resultó que mis mejores años como scouter ha sido en esta sección, mezclando el espíritu de mi antiguo grupo con los chavales tan increíbles del nuevo conseguimos crear un marco simbólico y nos fuimos de proyecto, cosa que no se lograba hace tiempo, y el resto de años no se quedan atrás…

Renuevo promesa con lágrimas, también una lobata que en su día hizo su promesa conmigo. Aprendí a ser scout con un color, con otro a seguir creciendo como tal… una misma promesa, pero diferentes etapas mientras la mantengo.

Estos cinco años siempre he tenido lobos aullándome y la luna iluminándome… ser un hijo de la luna nunca se me olvidara…

El último año me aventure con un clan y una unidad esculta, demasiado difícil dividirse en dos, cuando uno quiere darlo todo tanto en una como en otra, no pude disfrutar de igual manera, al cien por cien en cada una… además vino la mujer con la que siempre soñé, y ella también colgó su pañoleta al cuello, un recuerdo que nunca olvidaré…

Perdí un poco mi camino, sobre todo por no vivir este año campamento, pero siempre esta donde lo deje, y con otro cambio de rumbo, con muchas cosas nuevas e increíbles que vivir, tercer grupo, un grupo amigo que me recuerda al primero, sobre todo en su corazón. También que voy a ser papá, seguro que cuando vea su cara mi promesa se quedara en mi segundo mejor recuerdo, jeje. Ahora mismo es lo que me llena de energía y me hace realizar las cosas con más ganas, es un poco un renacer scout, siendo Malak en castores, una sección que me hace mucha ilusión vivir y me recuerda a mis años en la manada, y sintiendo esa misma ilusión.

El camino sigue y sigue, cuando pones un pie al inicio del camino no sabes dónde te guiarán tus pisadas, lo que verán tus ojos, atajos, vueltas y personas que te acompañaran…

Gracias a mis tres grupos…
San Amaro 139, Tierra del Fuego 362 y Santo Ángel 577.

Y a todo hermano scout que ha pisado en cualquier momento ese camino…

Sergio.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

26 08 2012
Samy

Hola me gusto mucho tu nota

23 09 2012
carlos machuca

Me alegra enormemente q siga alguien escribiendo de sus experiencias en el grupo 139 ya estuve en san amaro,.x.circumstancias de la vida economicas tuve q dejar el grupo y ponerme a trbajar, luego perdi el rastro cuando nuevamente fuims trasladados de villaamil. Me a traido buenos recuerdos un saludo, y siempre listos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: