QUE HABLE EL CONSEJO.

13 05 2010

Bueno, siempre me pasa lo mismo, y en época de exámenes mi falta de tiempo me impide publicar lo suficiente y tener esto al día así que os voy a proponer un trato. El blog es vuestro una vez a la semana y de ahora en adelante. Quiero que seáis vosotros quienes habléis ahora.

“Que hable el consejo”
se convierte oficialmente en el rincón de los lectores de éste blog. Mas allá de la participación activa a través de los comentarios podrás tomar parte con tu propia aportación personal.

Escribid lo que sintáis; lo que le contaríais a alguien que os preguntara qué son los scouts; las anécdotas o recuerdos que tengáis de vuestro paso por el escultismo o simplemente algún texto de tipo social, medioambiental y demás que os haya gustado, vídeos, fotos… Y serán publicados. Además haré una entrada con una pequeña reseña y un enlace directo a “QUE HABLE EL CONSEJO”. Y voy a mantener esto de ahora en adelante porque no quiero hablar sólo yo, quiero que vosotros participéis activamente en esto, quiero compartir este blog de un modo más intenso con vosotros.

Así que nada, ahora más que nunca pido vuestra colaboración para que esto no se quede en un proyecto, hacerlo realidad es tarea vuestra. Aquí os dejo la dirección de correo a la que podéis mandar vuestras propuestas y que hable el consejo 😉

Lo que queráis que publique podéis hacerlo anónimamente o facilitarme una firma (vuestro nombre, vuestro grupo, vuestra tótem lo que sea).

Enviad vuestras propuestas a: novendemosgalletitas@hotmail.es

Buena Caza y Largas lunas.

*Águila Sedentaria*





“La verdadera manera de obtener la felicidad, es haciendo felices a los demás.”

9 05 2010

Gracias x 5000

No tengo palabras para agradecéroslo. Hoy puedo decir que más de 5000 personas han dedicado al menos un minuto de su tiempo a leer tanto la información que he podido recopilar de diversas fuentes sobre el mundo scout; como mis propias experiencias dentro de lo que más allá de una organización es una forma de vida.

5000 personas de diferentes países, culturas, edades, sexo… Muchas de esas personas comparten conmigo y entre ellas la hermosa sensación de tener millones de hermanos scouts en el mundo. Otras espero que hayan podido descubrir a través de mis palabras qué es el escultismo y lo que supone en la vida de quienes forman parte de esta gran familia.

Son vuestras visitas, vuestros comentarios, los que hacen que quiera dedicar una parte de mi tiempo a seguir construyendo esta ventana al mundo desde los ojos de una scout. Sin vosotros, este blog no sería posible.

¡5000 veces GRACIAS!


Buena caza y largas, larguísimas lunas =)


*Águila Sedentaria*





¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra?

25 04 2010

Con un poquito de retraso: ¡¡¡Feliz Día de San Jorge!!!

Aprovecho ésta carta porque siento que de algún modo, todos compartimos el pensamiento de Gran Jefe Seattle.

Carta del Gran Jefe Seattle, de la tribu de los Swamish, a Franklin Pierce Presidente de los Estados Unidos de América.

En 1854, el Presidente de los Estados Unidos de América, Franklin Pierce, hizo una oferta por una gran extensión de tierras en el noreste de los Estados Unidos, en la que vivían los indios Swaminsh, ofreciendo en contrapartida crear de una reserva para el pueblo indígena. La respuesta del Jefe indio Seattle, que trascribimos a continuación, ha sido considerada, a través del tiempo como uno de los más bellos y profundos manifiestos a favor de la defensa del medio ambiente.

El Gran Jefe de Washington envió palabra de que desea comprar nuestra tierra. El Gran Jefe nos envía también palabras de amistad y buena voluntad. Apreciamos mucho esta delicadeza porque sabemos la poca falta que le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta, pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco vendrá con sus armas de fuego y tomara nuestras tierras. El Gran Jefe de Washington puede confiar en la palabra del Gran Jefe Seattle, con la misma certeza que confía en el retorno de las estaciones. Mis palabras son inmutables como las estrellas del firmamento.

¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra?, esta idea nos parece extraña.
Si no somos dueños de la frescura del aire, ni del brillo del agua, ¿Cómo podrán ustedes comprarlos?
Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo, cada aguja brillante de pino, cada grano de arena de las riberas de los ríos, cada gota de rocío entre las sombras de los bosques, cada claro en la arboleda y el zumbido de cada insecto son sagrados en la memoria y tradiciones de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo los recuerdos del hombre piel roja.

Lee el resto de esta entrada »





Experiencia de soledad.

7 04 2010

Cierra los ojos.
Inspira.

Siente como el aire helado de la madrugada penetra por tu nariz y baja por tu laringe hasta inundar tus pulmones. Nota su humedad, el aroma con que lo impregnan la tierra mojada, las hojas y la corteza de los árboles y la sabia que resbala por su tronco y las flores que esperan impacientes la llegada de nuevo del sol…

Concéntrate en los sonidos que inundan la noche, advierte como tus sentidos se agudizan y notas hasta el menor crujido de una hoja que cae violentamente empujada por el viento contra el suelo; los pasos de los silvestres animales cuya vida empieza cuando acaba el día; el susurro del río que corre valle abajo; las aves nocturnas que inician su canto al caer la noche.

Abre los ojos. Que la única luz que penetre por tus pupilas sea la de la luna llena y sólo con ella observa. Estás completamente solo en medio de ninguna parte. Lo único que tus ojos alcanzan a ver es la naturaleza en todo su esplendor y toda ella bajo el reflejo de la luz de plata que emana de la luna. No tengas miedo.

Que los aromas, los sonidos, las visiones… que tus sentidos te brindan, se conviertan en tus armas para fundirte con la noche y seáis uno.

Déjate llevar por la magia que envuelve la madrugada y remóntate al pasado. A tu infancia, a esa inocencia que aún sientes que se va perdiendo pero que en tu interior conservas. A maravillarte con las pequeñas cosas. A querer saberlo todo. A no cansarte de preguntar. A ser valiente y a la vez cobarde. A ser pequeño y sentirte grande. A soñar con un mundo que sólo tú sabes que existe… y mantenlo vivo. Transpórtate a lo que has sido, a todo lo que quisiste cambiar y has logrado. A todo lo que admirabas de ti mismo y has mantenido. Has de saber de dónde vienes para descubrir a dónde vas. No puedes ser si no has sido. Y no serás si no eres, así que vuelve.

Mírate, éste eres tú. Fúndete contigo mismo, piérdete para encontrarte. Pregúntate quién eres. Analiza cada parte de ti: las cosas que te gustan, las que te hacen enorgullecerte. Y analiza aquello que detestas de ti mismo, lo que siempre quisiste cambiar y no has podido. No hay nada más valiente que aceptar los errores de uno mismo. Has de saber quién eres para poder decidir quién quieres llegar a ser.

Imagina. Todo lo que fuiste, se convirtió en lo que eres ¿en qué quieres convertir lo que eres? Márcate los objetivos, las metas que desees por encima de todo lograr. Los valores que quieras que definan tu yo futuro; con quién y cómo quieres compartir ese camino. Decide qué quieres llegar a ser, quién quieres llegar a ser y lucha con todo tu corazón, con toda tu fuerza con la mayor pasión por conseguirlo.

Puedes considerarte una de las personas más afortunadas del mundo por vivir este momento. Así que sólo cierra los ojos y vuelve a sentirlo.

Esto es una noche de “Desierto”. Cada experiencia me hace más grande, más fuerte, más libre… Trabaja por recordar con orgullo lo que has sido cuando seas.

Siempre listos, buena caza y larga luna.

*Águila Sedentaria*





Al abrazo de una promesa.

11 03 2010

He aprendido que mi vida sin una pañoleta al cuello no tiene el menor sentido.
Que hay pocas cosas que me llenen más que un servicio o la sonrisa de un niño.
Que puedo tener más cosas en común con un scout que acabo de conocer que con alguien con quien compartí aula siglos.
Que en una descubierta aprendes a ver el mundo mas allá de tú ombligo y créeme, no sabes lo pequeño que es tu ombligo.
Que la caminata es dura pero hermoso el camino.
Que he vivido más cosas en una tienda de campaña en 15 días que en otros 350 en la ciudad.
Que leer El Libro de las Tierras Vírgenes 12 años después tumbada en la cama te remonta a las noches de velada bajo las estrellas.
Que hay más gente de la que creía en el mundo que conoce el significado de “la promesa”.
Que nos une un sentimiento que sobrepasa fronteras.
Que es imposible resumir estos 14 años de mi vida sin ponerles nombre propio.
Que este blog me ha aportado más de lo que jamás imaginé que haría.
Que cuando hablan de esa juventud perdida yo sé que aquí me encuentro.
Que si hoy soy quien soy, se lo debo al escultismo.

Siento haber publicado tan poco últimamente pero los exámenes me tenían retenida. Quiero agradecer desde esta entrada cada una de las 4006 visitas, no sabéis lo feliz que me hace que os haya gustado haber caído en este, mi pequeño espacio. Que espero que sigáis dejándoos llevar por la magia del escultismo, que os quede aún por recorrer un largo camino y a ser posible volvamos a encontrarnos en él.

Siempre listos, buena caza y larga luna.

*Águila Sedentaria*





105 razones por las que ser scout.

4 11 2009

1. Porque te sientes diferente.
2. Porque conoces a verdaderos amigos, que consideras como tu segunda familia.
3. Porque aprendes a ser mejor persona.
4. Porque aprendes qué es el compañerismo cuando tienes que compartir cantimplora con veinte personas.
5. Porque en caso de necesitar ayuda, sabes que todos te la van a ofrecer.
6. Porque las mejores anécdotas de tu vida son de campamentos.
7. Porque cuando eres pequeño te encanta fardar de todas las actividades que has hecho fuera para que tus amigos se mueran de envidia.
8. Porque eres tú mismo.
9. Porque te sientes útil.
10. Porque es una etapa de tu vida que no vas a olvidar nunca.
11. Porque te encanta estresarte en la ronda de msn al terminar un macroencuentro o un San Jorge.
12. Porque te mola hacer esos bailes tontos sin necesidad de tener 5 años.
13. Porque conoces a muchísima gente que vale la pena, aunque solo hayas estado dos días con ellos.
14. Porque volver a encontrarte a gente de macros anteriores y ver que hay la misma confianza no tiene precio.
15. Porque te encanta estar en medio de la avalancha aunque acabes con moratones hasta en el pelo.
16. Porque las escapadas nocturnas son lo mejor.
17. Porque después de un campamento, de todas las pulseras que tienes en tu mano, ninguna es tuya!
18. Porque cantas como un loco en las acampadas.
19. Porque cuando cuentas lo mucho que anduviste en el campamento volante tus amigos se ríen de ti, pero sabes que en el fondo se mueren de envidia.
20. Porque estar alrededor de una hoguera cantando no lo hace todo el mundo.
21. Porque tus padres se sienten orgullosos, y tú también.
22. Porque al final acabas enredando a tus amigos para que se metan al grupo contigo.
23. Porque te encanta dejar por los suelos a quién se atreva a decir que vendemos galletas.
24. Porque el que se atreva a hacer una foto al final tiene que hacerla con veinte cámaras porque todos quieren tener su propia foto.
25. Porque es inevitable que llores en las ceremonias, aunque nadie sepa muy bien porqué.
26. Porque ponerte a vegetar con tus amigos al acabar una caminata es brutal.
27. Porque no te juzgan.
28. Porque pierdes el miedo a los bichos después de convivir tanto tiempo con ellos.
29. Porque vuelves a tu infancia utilizando la pintura de dedos.
30. Porque dormir en una tienda tiene su encanto, sobre todo cuando no cabemos.
31. Porque duermes viendo las estrellas.
32. Porque en todos los campamentos se ven estrellas fugaces y no puedes evitar pedir un deseo…
33. Porque hablar con otros scouts delante de gente que no lo es y ver la cara que se les queda no tiene precio.
34. Porque miras tu armario y ves todas las camisas y te entra nostalgia…
35. Porque aunque digas que no volverás a un campamento en tu vida, sabes perfectamente que al año siguiente ahí estarás.
36. Porque el cosquilleo en el estómago de la víspera de tu primer campamento no lo olvidarás jamás.
37. Porque puedes compartir buenos momentos perfectamente con niños diez años menores que tú.
38. Porque es muy graciosa la cara que pone la gente cuando ve a una fila de 20 chavales andando con una mochila más grande que ellos en la espalda, con cara de desesperación y aún así hablando de buenas.
39. Porque en las caminatas saludas a todo el mundo.
40. Porque no hay año en el que no te pierdas en el campamento volante.
41. Porque irse de raid es incomparable.
42. Porque años después comentas con tu kraal las pilladas y os reís como locos recordando la cara de miedo que tenías cuando te cazaron.
43. Porque ya puede haber broncas impresionantes, que al día siguiente volvéis a estar de buenas.
44. Porque siempre están las típicas bromitas nocturnas.
45. Porque siempre acabas haciendo tongo en los grupos de los San Jorges.
46. Porque cuando te encuentras una flor de lis por ahí te invade una pequeña emoción.
47. Porque estar orgulloso de ayudar a la gente en la empresa.
48. Porque sabes el trabajo que es organizar todo un campamento y lo haces con ilusión.
49. Porque el campamento se te pasa volado.
50. Porque te entra una depresión durante la despedida, aunque sepas que les vas a volver a ver en un par de horas, en la cena…
51. Porque le cuentas las cosas a tus amigos y no entienden ni una palabra…
52. Porque tus amigos no entienden como te lo puedes pasar bien andando durante días, estando de supervivencia, o durmiendo en tienda… pero tú aún así disfrutas.
53. Porque te jiñabas en los pasajes del terror aunque no lo reconocieras.
54. Porque enseñas orgulloso a tus amigos cicatrices y les explicas como te las hiciste.
55. Porque acabas con las piernas llenas de arañazos después de las marchas, es inevitable!
56. Porque acabas conociendo muchos sitios nuevos.
57. Porque al final siempre hay algún herido en los campamentos, no falla!
58. Porque cualquier tontería pasa a ser un recuerdo, y la enganchas en tu pañoleta.
59. Porque acabas siendo inmune a las zarzas de todas las heridas que tienes, porque siempre hay zarzas al borde del camino, SIEMPRE!
60. Porque siempre hay actividades de mancharse y acabas abrazándote con la gente para manchar más.
61. Porque esos vaqueros pasaron a ser ropa de campamento por toda la pintura que te echaron encima diciendo: “tranquilo, es pintura de dedos, se va en la lavadora” y las manchas siguen ahí.
62. Porque siempre hay piques entre unidades, una noche los zapatos de los escultas desaparecen y al día siguiente los troperos no tienen las piquetas clavadas…
63. Porque a todo el mundo siempre se le ha desmontado la tienda.
64. Porque siempre cae una tormenta impresionante y hay que cambiar todo de sitio rápidamente.
65. Porque te comes todo aunque no te guste la comida, y está rico!
66. Porque al volver del campamento siempre comparamos con los otros grupos.
67. Porque tus amigos saben que los sábados no puedes quedar.
68. Porque siempre acabas haciendo la coñita de meter un palito en el lumo e intentar fumártelo.
69. Porque después de pasar 15 días durmiendo en el suelo te acabas amoldando a todos los agujeros que hay.
70. Porque siempre vuelves rojo a casa. Da igual cuanta crema solar te hayas echado. Es inevitable.
71. Porque tu esterilla acaba siendo un libro de firmas.
72. Porque has probado ya todos los sabores posibles de tortilla.
73. Porque a veces se te escapa algo de algún campamento cuando estás con tus amigos y nadie te entiende.
74. Porque ahí no existen los secretos. Siempre se acaba filtrando la noticia.
75. Porque te acabas acostumbrando al olor de pies colectivo.
76. Porque al terminar una marcha lo primero que hacemos es descalzarnos y comparar las ampollas, luego se las curan los más valientes.
77. Porque te acuestas a las mil y te levantas a las 8 durante 15 días, y aguantas! Y eso que haces mucho más ejercicio que en el colegio…
78. Porque siempre te hace ilusión recibir un mail de scouts.
79. Porque conoces más gente en un San Jorge que en un curso entero.
80. Porque pierdes la timidez.
81. Porque siempre te acaba viniendo alguien pidiéndote el msn por otra persona que no se atreve.
82. Porque te hace ilusión ver las fotos de cuando eras un mico con la misma gente que ahora.
83. Porque en los macros te paseas por todas las tiendas menos por la tuya.
84. Porque en los macros siempre acaba habiendo cotilleos y líos.
85. Porque en los macros y San Jorges hablas con total naturalidad con gente que ves por primera vez en tu vida.
86. Porque te encanta pasearte por los vagones del tren de camino al San Jorge.
87. Porque siempre se queda algo olvidado en la tienda durante el campamento de verano y lo descubres en la primera acampada.
88. Porque te hace ilusión recibir cartas de tus amigos durante el campamento.
89. Porque descubres lo importante que es el váter para ti cuando llevas 15 días cagando en una letrina.
90. Porque en los campamentos siempre hay alguien que se lleva una manta o algo por el estilo y acabamos usándola todos.
91. Porque la gente que ve tus fotos de campamentos alucina mientras a ti te entra la morriña.
92. Porque una bolsa de basura sirve para hacer cualquier disfraz.
93. Porque causas sensación con la camiseta que teñiste en el campamento.
94. Porque siempre te acabas dando un abrazo colectivo.
95. Porque cuando escuchas una canción, recuerdas el festival y la versión que hicistéis.
96. Porque en el tiempo libre acabamos vegetando sobre las esterillas como lagartos al sol.
97. Porque ducharte con agua helada que viene del río es bueno para la circulación, aunque en el momento que notas el chorro helado caer por tu espalda sueltes todas las blasfemias que se te ocurren.
98. Porque tienes una amistad especial con tus padrinos de pañoleta y promesa.
99. Porque siempre hay alguna velada en la que acabamos todos dormidos en cadena.
100. Porque es especial estar con tus amigos delante del fuego, simplemente viendo las chiribitas.
101. Porque te sientes como la persona más especial del mundo cuando alguien te pide que seas su padrino.
102. Porque todos los lobatos necesitan apoyarse en algún tropero delante del fuego, y nadie sabe porque.
103. Porque cantar el Anicuni cuando el fuego se va apagando no tiene precio.
104. Porque un verano no es lo mismo sin el campamento de verano.
105. Porque sabes que todo esto es verdad.

 

Me mandaron esto por mail y creo que merece la pena; para los que no sois scouts que entendáis un poco más que significa esto para nosotros. Y para los que sois scouts, sé que os va a traer muchos recuerdos y a sacaros una sonrisa.

Siempre listos.


“Aguila Sedentaria”.





Silencio.

3 11 2009

No conozco un lugar mejor para encontrarme a mi misma que en mitad de cualquier montaña, lejos del ruido de la ciudad, del humo de los coches, de la prisa, del estrés, de los atascos… Las mejores conversaciones conmigo misma las he tenido sentada a la orilla de un lago en algún paraje perdido de las sierras de España, o en una vereda camino de cualquier pico, sentada en mitad de un bosque a media noche mirando las estrellas, tumbada justo antes de quedarme dormida en un saco mullido…

 

Para mí, todo esto no es solo un lugar donde compartir experiencias o conocer gente. Es un lugar donde poder conocerme a mi misma y conmigo misma experimentar. Los miedos son el mejor modo de conocer los límites que cada uno tenemos, yo sigo conociendo los míos lanzándome al vacío.

 

“Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.” Moussa Ag Assarid.

 

Estoy muy motivada una vez más éste año, creo que tenemos un clan bestial para hacer grandes cosas. Además sigo trabajando con mis troperos con la ilusión renovada.

Me gustaría empezar éste año de clan con un desierto.

 

“Aguila Sedentaria”.