CLAN ROVER HINNENI

El Orden del Temple fue una orden medieval de carácter religioso y militar cargada de tintes legendarios, nacida en la primera cruzada. Fue fundada en Jerusalén en 1119 por nueve caballeros franceses. Durante su estancia inicial en Jerusalén se dedicaron únicamente a escoltar a los peregrinos que acudían a los santos lugares, ya que su escaso número (9) no permitía que realizaran actuaciones de mayor magnitud. Aparte del consabido poderío militar, desarrollaron un eficiente sistema bancario, logrando convertirse en los banqueros de gran parte de Europa y de sus reyes con un novedoso sistema de créditos y garantías. Estas garantías serían lo que hoy conocemos como cheques de viaje, puesto que consistían en un documento de autorización escrito y sellado por el cual el autorizado podía percibir la cantidad especificada en cualquier castillo templario; se crearon con el propósito inicial de salvaguardar a los peregrinos a Tierra Santa de los saqueadores.

Felipe IV de Francia, el Hermoso, ante las deudas que había adquirido con ellos y la envidia por el poder que manejaban, convenció al Papa Clemente V de que iniciase un proceso contra los templarios acusándolos de sacrilegio a la Cruz, herejía, sodomía y adoración a ídolos paganos.

El 13 de octubre del año 1307, Jacques de Molay, último Gran Maestre de la Orden y 140 Templarios fueron encarcelados en una operación conjunta en toda Francia y fueron sometidos a torturas, por las cuales la mayoría de los acusados se declaró culpable de estos crímenes secretos. Algunos efectuaron similares confesiones sin el uso de la tortura, pero lo hicieron por miedo a ella; la amenaza había sido suficiente. Tal era el caso del mismo Gran Maestre, Jacques de Molay, quien luego admitió haber mentido para salvar la vida.

Aunque la defensa de la orden fue efectuada deficientemente, no se pudo probar que la Orden, como cuerpo, profesara doctrina herética alguna o que una regla secreta, distinta de la regla oficial, fuese practicada. En consecuencia, en el Concilio General de Viena, en Dauphiné el 16 de octubre de 1311, la mayoría fue favorable al mantenimiento de la Orden, pero el Papa, indeciso y hostigado por la Corona de Francia principalmente, adoptó una solución salomónica: decretó la disolución de la Orden.

El Papa reservó para su propio arbitrio la causa del Gran Maestre y de sus tres primeros dignatarios. Ellos habían confesado su culpabilidad y sólo quedaba reconciliarlos con la Iglesia una vez que hubiesen atestiguado su arrepentimiento con la solemnidad acostumbrada. Para darle más publicidad a esta solemnidad, delante de la catedral de Notre-Dame fue erigida una plataforma para la lectura de la sentencia, pero en el momento supremo, el Gran Maestre recuperó su coraje y proclamó la inocencia de los Templarios y la falsedad de sus propias supuestas confesiones. En reparación por este deplorable instante de debilidad, se declaró dispuesto al sacrificio de su vida y fue arrestado inmediatamente como herético reincidente junto a otro dignatario que eligió compartir su destino y por orden de Felipe fue quemado junto a Geoffroy de Charnay en la estaca frente a las puertas del palacio de Versalles el día de la Candelaria (18 de marzo) de 1314.

hinneni

El lema del clan está escrito en hebréo, es el propio nombre del Clan; Hinneni, y significa “Heme aquí”. En referencia al lema del Clan “Servir”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: